¿Qué es la Presión Arterial?

La presión arterial (PA) es la presión que ejerce la sangre contra la pared de las arterias. Esta presión es imprescindible para que circule la sangre por los vasos sanguíneos y aporte el oxígeno y los nutrientes a todos los órganos del cuerpo para que puedan funcionar correctamente. Es un tipo de presión sanguínea.

La presión arterial tiene dos componentes:

  • Presión arterial sistólica: corresponde al valor máximo de la presión arterial en sístole (cuando el corazón se contrae). Se refiere al efecto de presión que ejerce la sangre eyectada del corazón sobre la pared de los vasos.
  • Presión arterial diastólica: corresponde al valor mínimo de la presión arterial cuando el corazón está en diástole o entre latidos cardíacos. Depende fundamentalmente de la resistencia vascular periférica. Se refiere al efecto de distensibilidad de la pared de las arterias, es decir el efecto de presión que ejerce la sangre sobre la pared del vaso.

¿Qué es la hipertensión arterial?
La hipertensión arterial (HTA) es una enfermedad crónica caracterizada por un incremento continuo de las cifras de la presión sanguínea en las arterias. Aunque no hay un umbral estricto que permita definir el límite entre el riesgo y la seguridad, de acuerdo con consensos internacionales, una presión sistólica sostenida por encima de 139 mm/Hg o una presión diastólica sostenida mayor de 89 mm/Hg, están asociadas con un aumento medible del riesgo de aterosclerosis y por lo tanto, se considera como una hipertensión clínicamente significativa

La presión arterial alta puede provocar:

  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardíaco
  • Insuficiencia cardíaca
  • Enfermedad renal
  • Muerte prematura
  • Usted es más propenso a tener presión arterial alta a medida que envejece. Esto se debe a que los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos con la edad. Cuando esto ocurre, su presión arterial se eleva.

 

Aproximadamente, el 70 % de los adultos en los EE. UU., de 65 años o más, tiene la presión arterial alta y solo cerca de la mitad de ellos la tiene bajo control (por debajo de 140/90 mm/Hg). Los medicamentos para la presión arterial (junto con una alimentación saludable y ejercicios) pueden proteger el corazón, el cerebro y los riñones, pero solo si los pacientes los toman y mantienen su presión arterial controlada. Sin embargo, al menos el 25 % de los adultos, de 65 años o más, con la Parte D de Medicare que cubre los medicamentos recetados, no están tomando sus medicamentos para la presión arterial según las indicaciones. Esto significa que puede que se salten dosis o que dejen de tomarlos del todo. Los sistemas de atención médica, incluidos proveedores, consultorios médicos, farmacias, hospitales, trabajadores de salud comunitaria y compañías de seguros de salud, pueden trabajar con los pacientes para que sea más fácil tomar los medicamentos.

¿Cuándo es la presión arterial una preocupación?

  1. Si su presión arterial está alta, necesita bajarla y mantenerla bajo control. La lectura de la presión arterial tiene dos números. Uno o ambos números pueden estar demasiado altos. (Nota: estos números aplican para las personas que no están tomando medicamentos para la presión arterial y que no están enfermas).
  2. La presión arterial normal es cuando su presión arterial es menor de 120/80 mm Hg la mayoría del tiempo.
  3. La presión arterial alta (hipertensión) es cuando una o ambas lecturas de su presión arterial son superiores a 130/80 mm Hg la mayoría del tiempo.
  4. Si el número superior de la presión arterial está entre 120 y 130 Hg, y el número inferior es menor de 80 mm Hg, esto se denomina presión arterial elevada.
  5. Si tiene problemas cardíacos o renales, o tuvo un accidente cerebrovascular, es posible que su médico desee que su presión arterial sea incluso menor que la de las personas que no tienen estas afecciones.

¿Cuándo contactar a un profesional médico?

Solicítelo si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor de cabeza intenso
  • Pulso o latidos cardíacos irregulares
  • Dolor torácico
  • Sudoración
  • Náuseas o vómitos
  • Dificultad para respirar
  • Vértigo o mareo
  • Dolor u hormigueo en el cuello, la mandíbula, el hombro o los brazos
  • Entumecimiento o debilidad en el cuerpo
  • Desmayo
  • Problemas para ver
  • Confusión
  • Dificultad para hablar

Los sistemas de atención médica pueden:

  • Simplificar el tratamiento para la presión arterial (p. ej., recetar suministros para 90 días y medicamentos en combinación, y coordinar la entrega del suministro de pastillas para la misma fecha) y recetar medicamentos genéricos.
  • Involucrar a todo el equipo de atención médica en varios puntos de atención para garantizar que los pacientes estén tomando sus medicamentos según las indicaciones y para abordar las preocupaciones de los pacientes acerca de los efectos secundarios. Implementar protocolos de tratamientos eficaces para la presión arterial en la práctica clínica.
  • Fomentar el uso de monitores de la presión arterial en casa y artículos fáciles de usar (p. ej., registros de la presión arterial y aplicaciones móviles) para hacerle seguimiento a los niveles de la presión arterial y compartir la información.
  • Abordar los obstáculos financieros, tales como altos copagos y deducibles.

Se recomienda que los médicos, el personal de enfermería y otros profesionales de la salud hagan lo siguiente:

  • Chequeen la presión arterial y evalúen si el paciente está tomando los medicamentos según lo indicado.
  • Receten regímenes simples (p. ej., suministros para 90 días y medicamentos en combinación) y medicamentos genéricos.
  • Den consejos sobre cómo y por qué tomar los medicamentos según las indicaciones, en un lenguaje que los pacientes y quienes los cuidan entiendan.
  • Fomenten el uso de monitores aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para controlar la presión arterial en casa, así como de artículos para hacerle seguimiento a los niveles de la presión y compartir la información.
  • Usen protocolos de tratamiento de la presión arterial y que los incorporen en los registros de salud electrónicos para ayudar a los pacientes a controlar su presión arterial.

¿Qué se puede hacer?

El gobierno federal hace lo siguiente:

  • Lidera la iniciativa nacional Million Hearts® en la cual los sistemas de salud pública y de atención médica trabajan juntos para prevenir 1 millón de ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares para el 2017.
  • Proporciona recursos a los estados y territorios para prevenir enfermedades crónicas, incluidos recursos para hacerle seguimiento —a nivel de estado y condado— a la eficacia con la que las personas se están tomando los medicamentos para la presión arterial.
  • Reduce los costos compartidos en la brecha de la cobertura de la Parte D de Medicare a través de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio y alienta a que los planes de medicamentos recetados mejoren el uso de los medicamentos a través del programa “Medicare Star Ratings Program”.
  • Monitorea la salud de la nación y establece metas para mejorarla a través de los objetivos de la iniciativa Gente Saludable 2020 en relación con las enfermedades cardiacas y los accidentes cerebrovasculares.