Nuestro Laboratorio clínico cuenta con acreditación por parte de la Superintendencia de Salud, destacado por nuestro buen funcionamiento en aspectos tan relevantes para el paciente, como el respeto a la dignidad de las personas, la calidad de gestión, la entrega oportuna de información y el cuidado de procesos clínicos, entre otros.

¿Sabes para qué sirve el Examen de Sangre?

 

El análisis de sangre mide el número y tipo de células en la sangre. Los médicos realizan este estudio para verificar el estado general de la salud o para el diagnóstico de enfermedades y afecciones como anemia, infecciones, problemas de coagulación, cáncer de la sangre y enfermedades del sistema inmunitario. Estas pruebas suelen incluir:

  1. Glóbulos rojos: Número, tamaño y tipos de glóbulos rojos en la sangre
  2. Glóbulos blancos: Número y tipos de glóbulos blancos en la sangre
  3. Plaquetas: Número y tamaño de las plaquetas
  4. Hemoglobina: Proteína rica en hierro en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno
  5. Hematocrito: La cantidad de espacio que toman los glóbulos rojos en su sangre
  6. Conteo de reticulocitos: El número de glóbulos rojos jóvenes en su sangre
  7. La media del volumen corpuscular medio: El tamaño promedio de los glóbulos rojos

Las pruebas se realizan por distintas razones, entre las que se incluyen

  • Cribado
  • Diagnóstico de un trastorno
  • Valoración de la gravedad de un trastorno con la finalidad de establecer el tratamiento
  • Seguimiento de la respuesta al tratamiento
  • En algunos casos una prueba se utiliza con más de un objetivo. Un análisis de sangre puede mostrar una carencia de eritrocitos o glóbulos rojos (anemia). El mismo análisis puede repetirse después del tratamiento para determinar si el número de glóbulos rojos (eritrocitos) ha vuelto a sus niveles normales. A veces, un trastorno se trata mientras se realiza una prueba exploratoria o diagnóstica. Por ejemplo, cuando en la colonoscopia (examen del interior del intestino mediante una sonda visual flexible) se detectan neoplasias (pólipos), pueden extirparse antes de concluir la colonoscopia.

Muchos factores afectan los resultados de los análisis. Entre ellos:

  • Sexo, edad y raza
  • Lo que come y lo que bebe
  • Las medicinas que toma
  • El seguimiento de las instrucciones antes del análisis
  • El médico también puede comparar los resultados con análisis anteriores. Las pruebas de laboratorio son a menudo parte de un examen de rutina para detectar cambios en su salud. También ayudan a los médicos a diagnosticar cuadros clínicos, planificar o evaluar tratamientos y controlar enfermedades

Búsqueda de sangre oculta en heces

Es posible que el profesional solicite un análisis de sangre oculta en heces. Las heces pueden contener sangre en algunos tipos de diarrea infecciosa, en las hemorragias o sangrados gastrointestinales y en otros trastornos. De todos modos, la principal causa de que las heces contengan sangre son los pequeños desgarros rectales, denominados fisuras, provocados por el roce de las heces duras al ser expulsadas por el recto con esfuerzo (algo bastante frecuente en personas estreñidas).

La evaluación de la sangre oculta en heces se suele hacer mediante un análisis rápido en la misma consulta del médico que ofrece resultados inmediatos. Primero se extienden las heces sobre una tarjeta especial, luego se dejan caer unas cuantas gotas de una solución de revelado sobre la tarjeta. Si se produce un cambio instantáneo de color significa que las heces contienen sangre. No obstante, a veces la muestra de heces se debe enviar al laboratorio, obteniéndose los resultados al cabo de unas horas.

Tipos de exámenes médicos

  • Hemograma Completo: Evalúa los elementos presentes en la sangre como los glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Adicional, indica los valores de hemoglobina y en conjunto con la hematología detecta la presencia de anemia
  • Panel Tiroideo: Su objetivo es ver cómo está funcionando la tiroides y poder detectar alguna alteración que pueda desarrollar enfermedades como hipotiroidismo.
  • Perfil Bioquímico: Este perfil suele incluir un análisis de glucosa, calcio, proteínas totales, albúmina, electrolitos como sodio, potasio, cloruro, entre otros. Por ello, es uno de los exámenes más completos.
  • Perfil Lipídico: Mide los niveles de colesterol y triglicéridos para evaluar el riesgo de una dislipidemia o algún riesgo cardiovascular.
  • Ácido Úrico: Los niveles altos de ácido úrico pueden acarrear enfermedades cardiacas, diabetes o cáncer. Según estudios, también puede proteger el cerebro del Alzheimer y el Parkinson. Por ello, se recomienda mantener su nivel en un rango óptimo.
  • Pruebas de diagnóstico por la imagen: Este tipo de pruebas proporciona una imagen del interior del organismo en su totalidad o solo de determinadas partes (ver Introducción a las pruebas de diagnóstico por la imagen). Por lo general, la radiografía es la prueba de diagnóstico por la imagen más frecuente. Otras son la ecografía, la gammagrafía nuclear, la tomografía computarizada (TC), la resonancia magnética nuclear (RMN), la tomografía por emisión de positrones (PET) y la angiografía.
  • Endoscopia: Para observar directamente el interior de los órganos o las cavidades del cuerpo humano se utiliza una sonda de visión (endoscopio). Lo más frecuente es utilizar un endoscopio flexible, pero en algunos casos resulta más útil el uso de un endoscopio rígido. El extremo del endoscopio suele estar provisto de una luz y una cámara, para que el médico vea las imágenes proyectadas en un monitor de televisión, lo cual es mejor que observar directamente a través del endoscopio. El endoscopio dispone de un canal de paso a través del cual se introducen las herramientas. Uno de los tipos de herramientas de uso más frecuente sirve para cortar o extirpar muestras de tejido.
  • Perfil Renal: Urea es el producto final del metabolismo de la proteína. La cantidad de urea excretada varia directamente con la ingesta de proteínas. El nitrógeno de urea (BUN) que se mide en la sangre es un índice de la función de producción y eliminación de urea de los glomérulos de los riñones. Niveles de BUN mayores a 18mg/dl es evidencia de un problema de función renal. Una prueba más sensible y específica para evaluar enfermedades renales es la creatinina. En problemas renales crónicos ambas pruebas brindan al médico mayor información. Los valores normales para adultos son de 0.6-1.5 mg/dl. El ácido úrico es el examen más común para evaluar la falla renal. Valores normales 3.5-7.2 (varón).
  • Luego de realizarte exámenes de sangre no olvides acudir a tu médico para que realice el análisis correspondiente.